El grito del Alma para sanar

Jun 6, 2019

Fibromialgia:

Cuando te dicen que son síntomas psicosomáticos.

Cuando me diagnosticaron fibromialgia hace veinte años me dijeron que eran síntomas psicosomáticos y esto me sonó la verdad sea dicha, como si yo me estuviera inventando los síntomas, agravando mi situación personal, ya que aparte del dolor con el que convivía, me sentía aún peor emocionalmente. A todo esto se le sumaba mi ignorancia sobre la enfermedad ya que en aquel momento no tenia mucho conocimiento sobre ella.

Por aquel entonces, muchos doctores, no se atrevían a llamar a la enfermedad ni por su nombre, la nombraban como síntomas. Bien es cierto que en aquel momento era un poco como el cajón de sastre donde el diagnostico por fibromialgia daba cabida a enfermedades que no sabían donde encasillarlas, y eran reducidas como fibromialgia.
En las bajas laborales no aparecía nunca, baja por fibromialgia. Te por contracturas musculares, depresión o por otros diversos motivos.

Era una enfermedad tabú, incluso hoy día sucede algo parecido aunque más normalizado y aceptado. No obstante, he podido encontrar a personas en la actualidad, que prefieren aguantar los dolores y no decir que padecen fibromialgia por el qué dirán, porque las señalen o porque el padecer fibromialgia aun hoy día, no está bien visto en la sociedad y esto agrava aún más el sufrimiento de las personas que la padecen.

Si me preguntasen hoy si la fibromialgia es una enfermedad psicosomática podría responder bajo mi punto de vista y experiencia, que puede ser una de las causas, aunque no la única que la provoca. Efectivamente la fibromialgia, al igual que muchas otras enfermedades son psicosomáticas ya que uno de los puntos de partida están en la mente, por pensamientos y emociones mal gestionadas como también por las creencias, educación, ignorancia de nosotros mismos, o el no oír las señales que nos envía nuestro propio cuerpo en forma de alarma; llevándonos a extremos de enfermar.

Evidentemente las enfermedades se manifiestan de manera física y esto, lo podríamos tomar como un mecanismo de defensa provocado por nuestro cerebro como simple supervivencia de la misma persona, protegiéndola de sus propias emociones que en un momento determinado o situación no sabe o no está preparada para poder gestionarlas, el organismo las considera como amenazadoras o demasiado dolorosas para poder enfrentarlas.

Indiscutiblemente, las emociones y pensamientos no pueden ser medidas ni estudiados a través de un microscopio, ni en laboratorios por lo que no se puede demostrar científicamente que una de las causas puedan ser emocionales pero no por ello obviamente tampoco se puede negar su evidencia.

Ciertamente, esto ocurre de forma totalmente automática e inconsciente de nuestro organismo, aunque también pienso que el mismo poder inconsciente que tenemos para enfermarnos, podemos utilizarlo conscientemente para sanarnos. Simplemente porque poseemos este poder, aunque tendremos que re-aprender a ejercitarlo ya que se ha quedado atrofiado de no utilizarlo, se ha olvidado.

Made with ♥ by ElHornoWeb

SUBSCRIBETE A MI NEWSLETTER Y RECIBE LOS PRIMEROS 3 CAPITULOS DE MI EBOOK GRATIS

¡Bienvenido! Te hemos enviado un correo para confirmar que eres tu.